Jabón de Lavanda y Geranio

Nuestro jabón sólido de Lavanda y Geranio se destaca por ser un gran relajante y calmante.

Por sus propiedades antiinflamatorias y antisépticas, que le aporta la lavanda y el geranio, ayuda a desinfectar las heridas y a estimular la formación de nuevas células en la piel, ayudando a regenerarla después de una herida o quemadura. Peso 125 gr.

Descripción

Un gran aliado para reducir el estrés y la ansiedad, disminuir la tensión arterial y facilitar el sueño. También colabora en reducir la inflamación, el enrojecimiento y el picor… Y como si todo esto fuera poco, le aporta gran nutrición y humectación a la piel con su perfecta combinación de aceites y mantecas.

Ingredientes

Entre sus componentes podemos encontrar al oleato de lavanda, al aceite de almendras, a la manteca de karité, al hidrolato de lavanda, los aceites de coco y de oliva, los aceites esenciales de geranio y de lavanda.

INCI: Olea europaea fruit oil, Cocos nucifera oil, Butyrospermum parkii butter, Aqua, Sodium hydroxide, Lavandula angustifolia water, Prunus amygdalus dulce oil, Lavandula angustifolia ssp. Angustifolia, Pelargonium graveolens, Tocopherol.

Nuestros jabones sólidos están hechos con ingredientes naturales y certificados, elaborados de manera artesanal, mediante el proceso de saponificación en frío y, posteriormente, con un período de secado de aproximadamente 40 días.

Uso

Modo de empleo: Humedecer y frotar la pieza de jabón hasta generar la cantidad de espuma deseada. Dejar actuar en la piel durante unos instantes y aclarar con agua.

Debido a que nuestros jabones se elaboran de manera artesanal, pueden llegar a presentar ligeras variaciones en sus tonos, formas y gramajes siendo sus ingredientes, propiedades y aromas los mismos.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Jabón de Lavanda y Geranio”